Artículos de metodología

¿Cómo reconocer un marco teórico en un autor o en una investigación?

Cada ciencia, al avanzar en el conocimiento de algunos aspectos de la realidad, procede organizando las categorías explicativas; por eso, la sistematización es otro hábito que debe dominar quien investiga.

Empecemos por preguntarnos ¿Cómo ha ordenado sus ideas este autor? ¿Cuál es el sistema que formula? ¿Cuál es el principio de orden que establece para organizar sus conceptos y datos?

En primer lugar, esto se vincula con las teorías científicas porque en definitiva, la teoría es un sistema de hipótesis comprobadas en todo o en parte.

En segundo lugar, porque todo saber tiende a ser sistemático,  a construir un todo organizado de elementos: hipótesis, variables y conceptos interrelacionados.

Yuxtaposición no es sistematización. Esto último implica un orden y criterios de ordenamiento o principio ordenador.

La teoría está estructurada sistemáticamente por conceptos y éstos están estructurados por proposiciones que toman la forma de hipótesis, de leyes y de principios de la ciencia. Es un intento de explicación racional de los hechos observados

Toda investigación aborda necesariamente cuestiones que implican distintos temas filosóficos, ya sea que el investigador tenga o no conciencia de ello. Uno de esos momentos ocurre en la selección de los puntos de partida o fundamentos teóricos de su estudio.

El doctorando debe discutir los presupuestos teóricos y epistemológicos de su análisis con quienes estén en condiciones de ofrecerle esos aportes para tomar decisiones acerca de cómo encarar el estudio. Puede ser su director de tesis, pero no exclusivamente. Tal vez, otra persona más cercana a la filosofía de la ciencia pueda igualmente brindarle su apoyo.

Recuérdese que el núcleo de toda investigación es la demostración o confirmación de una hipótesis, por lo tanto, se reflexionará sobre las siguientes cuestiones :
a) ¿Cómo la comprobará? b) ¿Qué datos de la realidad deberá relevar? c) Y más importante aun: ¿A qué le llamará “realidad”?

La realidad, ya sea que se designe con ese término “algún dominio que se encuentra más allá del espacio y del tiempo y fuera de los límites de la percepción......” o “... el mundo de hechos del que tenemos experiencia en nuestra vida ordinaria...”, es la que permite la confrontación de las hipótesis y las teorías con los hechos1.

Lo que se entienda por la  “realidad”- sea como construcción a partir de la mirada del científico o como ámbito a ser descubierto- y las consecuencias metodológicas que de ello se deriven, son algo que requiere ser clarificado para que el investigador pueda tomar decisiones técnicas que guíen la recolección de datos, su análisis,  y pueda llegar, con la mayor firmeza posible, a las conclusiones.

Estas decisiones están en las bases filosóficas de cada ciencia. Es más, la legitimación de la ciencia como conocimiento es tarea de la Filosofía, especialmente de la Gnoseología y de la Epistemología –concebida ésta como teoría de la ciencia2.


1 SCHUSTER, Federico L., (comp.) 2002. Filosofía y métodos de las ciencias sociales. Buenos Aires, Manantial  p.7
2 BRIE, R. op.cit  Diccionario de Sociología pp.76-77